Despido de las empleadas del hogar

Derecho Laboral

Actualizado septiembre 2022

Intro

El contrato de trabajo de un empleado de hogar podrá realizarse con carácter indefinido o temporal. No existe obligación de formalizar el contrato por escrito. Si la relación laboral supera las 4 semanas, se presume que el contrato de trabajo es por tiempo indefinido y a jornada completa.

Las empleadas de hogar tienen derecho a paro, en las mismas condiciones que cualquier trabajador por cuenta ajena

El Real Decreto-ley 16/2022, ha cambiado la indemnización por despido de las empleadas del hogar.

Se reconoce el derecho a paro de las empleadas de hogar, con el mismo derecho que cualquier empleado por cuenta ajena.

Salvo prueba en contrario, se presume que el contrato de trabajo es indefinido a jornada completa.

Como empleada de hogar, puedes exigir que tu contrato de trabajo se formalice por escrito.

Indemnización por despido empleadas de hogar

Con la modificación de la ley, ha cambiado la indemnización por despido de las empleadas de hogar.

Desaparece la posibilidad del empleador de desistir del contrato con el empleado de hogar.

Actualmente, se puede despedir a una empleada de hogar en los siguientes supuestos:

1.- Por las causas establecidas en el artículo 49.1 del Estatuto de los Trabajadores.

Entre estas causas, puede encontrarse el despido por causas disciplinarias.

En caso declararse judicialmente el despido improcedente, a la empleada de hogar le corresponde una indemnización de veinte días de salario por año de trabajo, con un máximo de doce mensualidades.

En los casos de fallecimiento del empleador, la empleada de hogar tiene derecho a una indemnización de un mes de salario, con independencia de su antigüedad.

2.- Por las causas establecidas en el Real decreto.

Estas causas son las siguientes:

a) Disminución de los ingresos de la unidad familiar o incremento de sus gastos por circunstancia sobrevenida.

b) Modificación sustancial de las necesidades de la unidad familiar que justifican que se prescinda de la persona trabajadora del hogar.

c) El comportamiento de la persona trabajadora que fundamente de manera razonable y proporcionada la pérdida de confianza de la persona empleadora.

Este despido deberá comunicarse por escrito a la empleada de hogar, poniendo a disposición, con carácter simultáneo, una indemnización equivalente a doce días de salario por año de trabajo, con un límite de seis mensualidades.

Si este despido se declara improcedente, a la empleada de hogar le corresponderá una indemnización por despido de veinte días de salario por año de trabajo, con un máximo de doce mensualidades.

Demanda despido empleadas del hogar

Las empleadas de hogar cuentan con un plazo de 20 días hábiles desde la fecha de efectos del despido, para demandar por despido.

En los casos de despido disciplinario, el empleado de hogar podrá demandar por despido improcedente o por despido nulo.

El empleado de hogar demanda por despido improcedente cuando considera que las causas de despido alegadas en la carta de despido no son ciertas.

Puede demandar por despido nulo cuando considera que se ha producido una vulneración de derechos fundamentales.

Una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha considerado nulo el despido de una empleada de hogar embarazada.

En los despidos nulos de empleados de hogar, no hay readmisión del trabajador.

En estos casos, al empleado de hogar le corresponde la indemnización por despido improcedente más los salarios de tramitación.

El empleado de hogar también puede pedir una indemnización adicional por vulneración de derechos fundamentales.

Paro en las empleadas de hogar

Actualmente, todas las personas empleadas de hogar tienen derecho a paro.

En este artículo te explico los trámites que tienes que seguir para solicitar el paro de empleada de hogar.

Para tener derecho a paro como empleada de hogar, deberás tener cotizado al menos un año de trabajo dentro de los seis últimos años.

Déjanos tu consulta:

Abogado laboralista en Madrid.

Mi despacho se encuentra en Madrid. La consulta presencial, en materia de despido, es gratuita.

Si quieres que analice tu problema jurídico y que te dé mi opinión sobre el mismo, escríbeme un correo electrónico o llámame para concertar una reunión presencial en Madrid o telemática.